Kennedy Norte, Gye - Ec +593 993 055 209
El nombre es nuestra marca, el conocimiento es la bondad del producto y la dedicación es la calidad del producto.
Bernardo Jeremias
PUBLICIDAD

Pasa siempre, cuando estás incursionando en el área de la publicidad creativa lo único que sabes es lo que aprendiste en la universidad, teoría pura, pero al salir al mundo real, donde las papas queman te encuentras con un mercado agresivo, competitivo, bastante incrédulo y exigente.

El problema no es el mercado, eres tu, que aun eres Padawan en un campo dominado por Jedis y el Darth side, tienes que estar a la altura, esforzarte o aparentar no ser un pollito recién salido del cascarón.

Aquí dejo 10 consejos para nuevos publicistas creativos que tienen la fuerza para entrar al campo de batalla de la mejor manera, como dicen por ahí “sigue estos consejos y llegarás a viejo”.


1.- Concentración.

Quitar distracciones que puedan cortar momentos de inspiración. (Sobre todo redes sociales).

Las distracciones son las amenazas de las buenas ideas y su planificación, asegúrate de cerrar las redes sociales, de no tener chats activos, no tengas tareas inconclusas, estas últimas pueden venir a tu mente como “flashes” de desenfoque mientras estás trabajando en la idea. Un ambiente tranquilo y con música muy leve de fondo.


2.- Referencias para inspiración.

Inspírate viendo ideas, formas, campañas, eventos creativos, casos de estudio y similares para inspirarte.

Este proceso te ayudará a dilatar tu cerebro con ideas y hará volar tu mente, dedícale el tiempo razonable hasta que caiga una lluvia de ideas, entonces ahí es cuando debes actuar y plasmar. OJO, NO COPIAR, ten en cuenta que, la estrategia que resulta para una marca no necesariamente funcionará con la que estás trabajando.


3.- Prueba y Error.

Jamás pensar que entre las primeras ideas está la indicada.

Siempre sigue haciendo opciones sobre todo mientras mantengas la inspiración, a medida que desarrolles más opciones se van reproduciendo las variantes a combinar. Es más probable que llegues a la idea indicada si tienes más opciones.


4.- Procesos.
Seguirlos ayuda a llegar la idea óptima.

Como creativos a veces tenemos la deficiencia de saltarnos pasos porque ¡ya está esta es la indicada!… ¡ERROR!, los procesos te ayudan a no desenfocar la idea de la estrategia previamente planificada, además te ayuda a seguir pasos que no permitirán que se te escape un punto importante en el desarrollo de la misma.


5.- Presentación
 tipo “Grandes ligas”.
La excelente presentación ayuda a vender el producto.

La forma de presentar tu “obra maestra” de ser impecable, de buen gusto, fácil de entender, toma en cuenta la atención al detalle, esto hace la diferencia y puede ser un factor determinante para la elección por parte del cliente. Ellos inconscientemente piensan “si no puede presentar un buen producto no me imagino como terminará realizando el nuestro”.


6.- Pide ayuda.

Necesitas poner los pies sobre la tierra en cuanto lo que estás desarrollando.

Nos enfrascamos tanto en una “idea ganadora” porque es buena, original y creativa, pero sólo lo estamos haciendo bajo nuestro criterio, alguien dijo (creo que yo) “Una idea es viable y exitosa cuando a la mayoría les gusta”.

Si trabajas en equipo, un grupo debe ponerse en los pies de estos dos perfiles, si trabajas sólo busca las personas pertinentes de lo siguiente: 2 tipos de perfiles que colaboren a la opinión de:
“Modo creativo” (colega de confianza que no te robe el proyecto), ayudará a agregar ideas paralelo a ti desde otra perspectiva, puede ser que se te escape algún detalle que no tenías en cuanta.

“El cliente de tu cliente” o “Conejillo de indias” (no creativo y perfil de consumista), es muy importante este perfil, al fin y al cabo la idea no será para uso de tu cliente, sino del cliente de tu cliente que es el que aprueba o rechaza la idea.


7.- Humildad en
 cantidades industriales.
Para poder aceptar críticas destructivas y constructivas.

Cuando pides opinión lloverán las críticas en su máximo esplendor, algunas buenas otras no tanto, otras totalmente desagradables y algunas desmotivantes. Cómo sea la crítica siempre habrá algo bueno para sacar de ellas. Por eso necesitas untarte un poco de humildad para poder aceptarlas ya que mientras las escuchas pasarán por tu cabeza frases como “Ellos que saben si no son creativos”, “No lo ven desde mi punto de vista”, “Por gusto le pedí su opinión”, “antes de criticar deberías verte al espejo”, “Debo encontrar un cuchillo y enterrarlo en su garganta”. 


8.- Criterio personal.
Para tener el poder de determinar el efecto de los tipos de críticas en ti.

Este punto es muy importante ya que determina tu profesionalismo de: saber escuchar las críticas buenas y malas, en cómo nos influyen, decisión de que tomar y que descartar  cómo adaptarlas a nuestro proyecto.


9.- Valor agregado
Da más de lo que esperan.

Agrega un valor a lo que desarrollas, regala u ofrece algo que puedas cumplir que ellos necesiten pero sin verte afectado en recursos económicos ni de tiempo, cada uno sabe que puede obsequiar, esto debe ser inesperado, cuando las personas recibimos un detalle agradable nos ponemos felices y sentimos gratitud. Tampoco te pases de buena onda, sólo da algo más, estás agregando un factor diferenciador entre tus competidores.


10.- No Drogas.
El consumo de drogas puede ser perjudicial para la salud.

Es un mito que las drogas te hacen “volar” y aumentan tu creatividad, quizá te permitan divagar mentalmente, relajarte, o estimular el cerebro, pero no necesariamente te enfocan en el desarrollo de lo que buscas. Es contraproducente por varios factores, no te hacen creativo, te vuelven adicto o dependiente, mata tus neuronas, te desenfocan y entre otras cosas más graves que sabes que podrían pasar.

Espero te haya sido útil este artículo, recuerda que lo escrito en este blog son criterios en base a experiencias personales de los columnistas.
 

0

EMPRENDEDORES

“Todo idea empieza exitosa, en el desarrollo es cuando la vamos llevando al fracaso por nuestros errores”.

BJeremias  

Todos hemos leído artículos acerca de “La guía del éxito”, “Cómo lograr un negocio exitoso”, “10 consejos para alcanzar el éxito” pero jamás de cómo tener un fracaso exitoso. Bueno aquí te invito a leer “La guía definitiva de cómo tener un fracaso exitoso”, seguir estos consejos y ponerlos en práctica queda en cada uno.

 

Para lograr conseguir un fracaso exitoso no necesitamos de esforzarnos mucho, simplemente hacer lo que solemos hacer pero con más frecuencia.

 

El ser humano en su vida cotidiana ponemos en práctica muchas actividades que nos pueden llevar a tener un gran fracaso, pero por ciertas maniobras no nos permiten desarrollarlo, si quieres tener éxito, trata de no seguir esas sugerencias que hoy tengo para ti. Cómo tener un fracaso exitoso, la guía definitiva.

 

 

1.- Excusas

 

Utiliza la mayor y más convincente excusa que se te pase por la cabeza para no realizar tus actividades productivas, por ejemplo “No envié el documento porque se me fue el internet”, “Disculpa la impuntualidad, lo que pasa es que un gato se metió debajo del carro y no podía sacarlo”. 

 

– Si quieres tener éxito grábate el chip de “las excusas son para mediocres” todo es posible hacerlo a menos que esté fuera de tu alcance, así, cada vez que haya la oportunidad de decir una excusa, piensa que estás siendo uno más del montón.

 

 

2.- Postergar

 

Repite esto todos los días “Desde Mañana empiezo”, esta es una de las mejores acciones para poder tener un fracaso exitoso, proponte el mañana empiezo, mañana lo hago y repite el dicho al día siguiente, esto te dará perseverancia para lograr tu cometido del fracaso.

 

– Si quieres llegar al éxito, jamás postergues algo que puedas empezar hoy, así sea una pequeña parte o el primer proceso de lo que realizas. Al día siguiente te encontrarás con este primer paso y será más motivador desarrollarlo.

 

– Nada de lo que tu tengas que hacer lo hará alguien por ti, así que es mejor empezar lo antes posible.

 

 

3.- Inconclusos

 

Jamás termines nada de lo que empieces, eso hará que nuestro fracaso sea un fracaso, es mejor dejarlo a medias y esperar a que se haga sólo por la “obra y gracia del Espíritu Santo”.

 

– La mayoría de las personas dejamos inconcluso lo que empezamos, esto se debe a que tenemos poca paciencia, nos distraemos de otras actividades o simplemente no hemos trabajado en mejorar la actitud de la perseverancia.

 

-Plantea todos los días terminar un proceso que conlleve a un proyecto.

 

 

4.- Distracciones

 

Antes de empezar las actividades que te pueden llevar al éxito, prende la televisión, pon música a todo volumen, deja abierto las redes sociales y jamás pongas en silencio tu celular.

 

-Para trabajar de la mejor manera tu ambiente debe ser tranquilo, sin distracción y con imágenes inspiradoras, por ejemplo, si debes hacer una torta, antes de empezar quita objetos distractores y reemplázalos con objetos que te permitan observar el resultado final, este puede ser una foto de la torta finalizada.

 

 

5.- Comodidad

 

No salgas de tu lugar de confort, no busques clientes, no idees actividades que no puedas cumplir, ni siquiera intentes mejorar las cosas, sigue una rutina de bajo rendimiento para poder fracasar.

 

-Lo mismo de siempre no ayuda a mejorar, todos los días implementa algo, adquiere nuevas responsabilidades, mira lo que hacen tus competidores mayores y adáptalas a ti y tu proceso, eso es evolucionar.

 

 

6.- No cambies

 

Sigue en lo mismo de siempre y tu rutina fracasada, serás el mejor, no creas que las ideas diferentes serán lo mejor y tampoco que la innovación es el camino, si fallas en proyectos vuelve a hacerlos con los mismos errores y vuelve a caerte.

 

– El éxito tiene varios caminos, pero sólo un enfoque, utiliza los caminos más viables para mejorar, piensa diferente, innova y reinventa a diario, sólo así mejorarás de a poco y darás un paso a la vez, los cambios ayudan a dar un nuevo aliento y motivación pero sin desenfocarte del fin o tu cometido.

 

 

 

Todas las actividades anteriormente mencionadas son los errores que cometemos a diario, en baja o alta magnitud, a veces sin darnos cuenta. Analízate con sinceridad y pregúntate si cometes estos fallos a diarios y ejerce lo contrario al paso 6.

0